Ventajas fiscales de alquilar piso: cuáles son

Ventajas fiscales de alquilar piso

Si eres propietario o propietaria de un inmueble que no necesitas habitar, es posible que te interese refrescar la memoria sobre las ventajas de ponerlo en alquiler en vez de optar por dejarlo vacío. Entre los beneficios de arrendar tu vivienda, además del más obvio que es obtener una rentabilidad mensual, existen otros aspectos a tener en cuenta. Uno de ellos son las ventajas fiscales de alquilar piso; sigue leyendo y descubre cuáles son.

Ventajas fiscales de alquilar piso para propietarios

Como propietario de la vivienda, puedes deducirte hasta un 60% del rendimiento neto en la declaración de la Renta según lo establecido en la Ley del IRPF. El porcentaje se calcula en base a los ingresos y a los gastos realizados durante el ejercicio. Por lo tanto, podrás calcularlo según los beneficios que hayas obtenido por el alquiler del piso.

Para obtener esta deducción fiscal, has de cumplir los siguientes requisitos:

  • El inmueble deberá ser utilizado como vivienda de alquiler para arrendatarios. En el caso de estar destinado a fines comerciales o profesionales, no podrás beneficiarte de la reducción.
  • El alquiler de la vivienda debe ser tradicional, es decir, no incluye a los apartamentos vacacionales o turísticos.   

Si bien los ingresos son claros -la cuota de alquiler- a menudo surgen dudas referentes a qué gastos te puedes deducir para obtener ventajas fiscales de alquilar piso. Estos son algunos de ellos:

  • Impuestos y tasas que corresponden al propietario: en el reparto de los gastos establecidos en el contrato de arrendamiento, algunos corresponden normalmente al arrendador. Es el caso de la tasa de basuras, el IBI o la cuota de la comunidad de vecinos.
  • Intereses pertenecientes a préstamos o créditos directamente vinculados a la vivienda. Los préstamos solicitados para la mejora del inmueble -obras, reparaciones- son válidos.
  • Gastos de reparación del inmueble y/o electrodomésticos: aquí no se incluyen los gastos destinados a la mejora de la vivienda, pero sí aquellos que se han realizado para garantizar su habitabilidad. 
  • Gastos derivados de los seguros del hogar

Ventajas fiscales de alquilar piso para inquilinos

En el caso de los inquilinos, la situación ha cambiado bastante desde que se realizaron ciertas modificaciones en la ley en 2015. Solamente las personas que hayan firmado el contrato de alquiler antes del 1 de enero de 2015 disponen de la opción de incluir este gasto en su declaración de la renta. Además, también se incluye como requisito que la deducción por alquiler se haya venido realizando desde ejercicios anteriores

Sin embargo, es importante tener este hecho en cuenta a la hora de planificar un posible cambio de vivienda de alquiler. Si te has estado beneficiando de la reducción en la declaración de la Renta y te interesa seguir haciéndolo, tienes dos opciones para que siga siendo válido si tu contrato expira pronto. La primera es que realices una prórroga del arrendamiento; la segunda, es que firmes un nuevo contrato de alquiler, siempre y cuando sea sobre la misma vivienda y con el mismo arrendador. En este último caso, sí que puede diferir la cuantía del alquiler mensual. 

Por lo tanto, las ventajas fiscales de alquilar piso es un aspecto que no debes pasar por alto, tanto si eres arrendador como arrendatario. En ambos casos, deberás incluir el alquiler en la confección de la declaración de la renta anual para estas deducciones. Recuerda que con Kasiky te será muy fácil llevar el control de tu contabilidad gracias a que dispones de una plataforma para la gestión y ejecución de las cuotas mensuales. ¡Únete al alquiler seguro con Kasiky!

consejos
trámites alquiler
Compártelo

Únete al alquiler seguro y sin comisiones de Kasiky

¡DESCUBRE MÁS!