Cómo mejorar la seguridad en un piso de alquiler

Cómo mejorar la seguridad en un piso de alquiler

Ser propietario de una vivienda de alquiler implica mucho más que cobrar las cuotas mensuales a los inquilinos. Es responsabilidad del arrendador garantizar las condiciones de habitabilidad de los futuros inquilinos, haciendo también efectivas unas condiciones de seguridad y confort necesarias para el día a día. En Kasiky, sabemos que a veces es difícil tener en cuenta todos los aspectos necesarios a la hora de acondicionar un piso de alquiler. Por esa razón, os vamos a dar algunos consejos sobre cómo mejorar la seguridad de un piso de alquiler. ¡Mucha atención!

Mejorando la seguridad en un piso de alquiler: pautas generales

Las viviendas, si bien deben disponer de todo lo necesario para garantizar el suministro de gas, agua y electricidad, también deben cumplir ciertos requisitos para evitar algunos de los accidentes más comunes -y devastadores- que pueden tener lugar en un piso. Evidentemente, muchas de las medidas de seguridad correrán a cargo de los inquilinos, quienes deberán tomar las habituales precauciones a la hora de cocinar o de encender dispositivos de calefacción como radiadores. Sin embargo, también es cierto que el propietario puede facilitar unas mayores condiciones de seguridad a través de ciertos factores. 

Cómo evitar incendios 

Antes de que los inquilinos se muden a tu vivienda, es importante asegurar ciertos aspectos para reducir al mínimo accidentes tan graves como incendios. La instalación del gas, si bien debe ser revisada de forma periódica, puede ser sometida a una revisión previa a la mudanza para asegurar su buen funcionamiento, sobre todo si la vivienda lleva un tiempo en desuso. Es la medida esencial para la seguridad en un piso de alquiler.

En el caso que la cocina sea de gas, es imprescindible disponer de ventilación al exterior; y, por supuesto, las rejillas de ventilación deben mantenerse despejadas -sin pequeños electrodomésticos delante- para poder realizar su función sin impedimentos. Un plus de seguridad que puede resultar muy interesante consiste en instalar una alarma de incendios, ya que alertará a los inquilinos en caso de detectar humo en la cocina. 

Cómo evitar fugas de gas

Como propietario, asegurarse de que las diferentes instalaciones de la vivienda cumplan las revisiones periódicas es garantía de seguridad. Por norma general, la mayor parte de los accidentes que implican fugas de gas tienen lugar debido a despistes de los inquilinos. Aun así, puedes comprobar que la llama de la cocina funcione correctamente; si notas que el color no es el adecuado -las llamas deberían ser azuladas, no rojas- puede ser indicador de que existe algún problema en el electrodoméstico. 

Asegúrate de que no haya calderas o estufas de gas en habitaciones sin ventilación y limpia las rendijas de ventilación para evitar que estén obstruidas. No dudes en dar las indicaciones que consideres pertinentes a los futuros inquilinos para que sigan al pie de la letra las pautas de seguridad. 

Evita riesgos: invierte en calefacción 

Como propietario, es importante que revises el estado de los interruptores y de la instalación eléctrica en general para garantizar que no se produzcan cortocircuitos. Es posible que tu vivienda cuente con un sistema de calefacción central, pero si no es así, asegúrate de proporcionar radiadores de calidad para las habitaciones comunes. Así evitarás que los inquilinos hagan uso de sistemas menos seguros como los braseros no eléctricos, causantes de un gran número de incendios. 

Consejos para inquilinos

Y, ya para terminar, también queremos ofrecer unos cuantos consejos a los inquilinos para evitar posibles accidentes en el hogar:

  • Reducir al mínimo el uso de las velas, y si se encienden, siempre deben estar colocadas en soportes no inflamables y protegidos para evitar incendios.  
  • No dejar jamás una sartén/cacerola en el fuego sin supervisión
  • Si notas olor a gas, abre inmediatamente las ventanas y avisa a un técnico cualificado.
  • Siempre, después de cocinar, revisa que todos los fogones estén correctamente apagados
  • No coloques ropa húmeda encima de radiadores o calefactores. 
  • Evita sobrecargar las regletas o los enchufes de varias tomas. 

En Kasiky apostamos por la seguridad en un piso de alquiler y en todas las facetas posibles. Por esa razón, ofrecemos una plataforma ideal para propietarios e inquilinos, donde optar por el alquiler más seguro y sin comisiones. No tomes riesgos innecesarios: confía en nuestro portal inmobiliario para encontrar a tu inquilino ideal y llevar a cabo todo el proceso de arrendamiento de forma intuitiva y digitalizada. 

Apuesta tú también por la seguridad; ¡únete al alquiler seguro de Kasiky!

consejos
seguridad
Compártelo

Únete al alquiler seguro y sin comisiones de Kasiky

¡DESCUBRE MÁS!