Por qué alquilar y no comprar

Alquilar y no comprar, ventajas

¿Alquilo o compro? Para muchas personas, ésta representa una de las preguntas más complicadas de resolver. Escoger una u otra opción implica una gran cantidad de factores a tener en cuenta, y que deben ser resueltos antes de iniciar la búsqueda de tu próximo hogar. En Kasiky, sabemos que las grandes decisiones son más fáciles de tomar con información. Por esa razón, vamos a desgranar unos cuantos motivos por los que, en muchos casos, resulta más interesante alquilar y no comprar.

Hipoteca vs alquiler

A menudo, a la hora de analizar las ventajas de alquilar y no comprar, surge la comparativa de lo que pagas mes a mes. En ambos casos, la cuota que pagas puede llegar a variar muchísimo dependiendo de las condiciones pactadas con el propietario o del coste total de la vivienda. Sin embargo, en el caso de adquirir un inmueble, además de la hipoteca mensual, deberás tener en cuenta toda una serie de costes adicionales

Un contrato de alquiler supone la división de los costes según el acuerdo al que lleguen el arrendador y el arrendatario, mientras que comprar una casa implica asumir la responsabilidad de absolutamente todos los gastos relacionados. Por lo tanto, además de la hipoteca deberás pagar las cuotas de la comunidad, los gastos de los suministros, los seguros de la vivienda y el IBI, entre otros. Eso sin contar que también, en muchos casos, estarás sujeto a las variaciones del interés hipotecario, que pueden representar el aumento de la cuota mensual. 

La flexibilidad de alquilar y no comprar

Pagar las cuotas de la hipoteca y el alquiler mensual son las dos responsabilidades esenciales en el caso del propietario o del inquilino. Sin embargo, en el caso de la adquisición de un inmueble, esta responsabilidad queda ligada a ti de forma invariable, independientemente de que tus condiciones salariales cambien en un futuro. Por el contrario, el alquiler proporciona la flexibilidad de poder cambiar de vivienda a otra que se amolde a tu situación económica, siempre y cuando proporciones al casero el tiempo de antelación correspondiente. 

La falta de flexibilidad es un aspecto muy importante a la hora de alquilar y no comprar. Comprar una vivienda conlleva un gran desembolso económico y toda una serie de trámites complejos. Antes de decidirte, deberás tener en mente muchísimos factores para que tu nueva vivienda cubra todas necesidades, incluidas las de un futuro próximo. Por lo tanto, si tienes o planeas tener familia en los siguientes años, también deberás comprobar la situación de los colegios más próximos, la posibilidad de parking, la cercanía de parques y de transporte público, etc. 

La revalorización del inmueble

Finalmente, otro aspecto que a menudo no se tiene en cuenta a la hora comprar una vivienda es la revalorización del inmueble. Si alquilas vivienda esto es algo de lo que no tienes porqué preocuparte. Sin embargo, si adquieres un piso, éste es un aspecto muy importante a tener en cuenta. Si, por cualquier circunstancia, quieres vender tu vivienda y obtener rentabilidad, sólo te será posible si en el momento de compra tuviste este factor en consideración. Aspectos como la construcción de nuevos edificios, de medios de transporte cercanos o de zonas verdes puede aumentar la revalorización de tu piso. Y aun así, jamás estarás seguro del todo.

En conclusión, si a la hora de tomar la decisión tomas la calculadora, verás como en la mayoría de ocasiones, el coste de adquirir una vivienda se dispara -y los dolores de cabeza, también-. Si tras echar cuentas te decides a alquilar y no comprar, tu próximo paso es bien sencillo. Tan sólo tendrás que registrarte en Kasiky para poder acceder a una gran base de anuncios de alquiler. Segmenta según tus gustos y concerta cita con el propietario de forma rápida y sencilla. 

Olvida la idea de que encontrar piso es difícil y… ¡súmate al alquiler seguro y sin comisiones de Kasiky!

consejos
trámites alquiler
Compártelo

Únete al alquiler seguro y sin comisiones de Kasiky

¡DESCUBRE MÁS!