Cláusulas en el contrato de alquiler: ¿cuáles debes tener en cuenta?

Cláusulas en el contrato de alquiler

En Kasiky lo hemos repetido en diversas ocasiones, pero debido a su importancia no dudamos en repetirlo las veces que haga falta. Elaborar un contrato de alquiler con toda la información especificada te evitará muchos problemas en el futuro, especialmente si eres el propietario de la vivienda. Por esa razón, hoy queremos hablarte de las cláusulas en el contrato de alquiler. ¿Sabes cuáles debes incluir en el documento? ¡Te damos las claves!

El valor de la palabra escrita

Un contrato de arrendamiento implica una recopilación de las condiciones establecidas por el propietario acordadas de mutuo acuerdo con el inquilino. La firma de este documento implica la aceptación de su contenido: todos los elementos que no estén incluidos pueden suponer problemáticas nada más se inicie la convivencia propietario-inquilino. Recuerda: lo mejor es que todo quede por escrito y se eviten los cabos sueltos. 

Es por esta razón que resulta tan importante tener bien claras las cláusulas más importantes que se deben incluir antes de la firma del contrato.

Renta mensual y gastos

Aunque pueda resultar obvio, resulta esencial que especifiques de forma pormenorizada el coste que tendrá para tu inquilino vivir en tu propiedad. Eso no solamente incluye la cuota mensual del alquiler, sino también los gastos derivados que serán su responsabilidad (consumo de suministros o reparaciones derivadas del uso del inmueble). También es importante que especifiques el indicador mediante el cual se efectuará la actualización de la cuota de alquiler. 

Duración del contrato de alquiler

El inquilino y el propietario deben pactar la duración del contrato de alquiler. Tienes que tener en cuenta que, según lo estipulado en la Ley de Arrendamientos Urbanos, en el caso que la duración del contrato sea inferior a 3 años, si el contrato vence se alargará por anualidades hasta cubrir ese mismo mínimo de duración. 

Establecer los términos de la duración del contrato de alquiler también sirve para incluir las especificaciones referentes a la escisión del contrato. Toda la información relativa a los tiempos de antelación debe aparecer descrita, así como los casos y excepciones que puedan llevar a que el contrato llegue a su fin de forma anticipada. 

Inventario de la vivienda

Si la vivienda que vas a alquilar incluye mobiliario y elementos de menaje es muy importante que incluye un inventario de la totalidad de estos bienes. Con las fotografías y la descripción detallada de todos estos ítems incluida en los anexos del contrato, harás que el inquilino tome la responsabilidad de los enseres incluidos en el alquiler. Así, en caso de prorrumpir en desperfectos, el arrendatario tendrá la responsabilidad de reparar o reponer cualquiera de dichos elementos. 

Otras cláusulas en el contrato de alquiler

La presencia o no de determinadas cláusulas en el contrato del alquiler dependerá de las condiciones que quieras imponer a tu inquilino como propietario. Un ejemplo de ello sería incluir la prohibición -o aprobación- de subarrendamiento de la vivienda. Existen personas que, para ganar un dinero extra, realquilan alguna de las habitaciones de la vivienda en la que ellas mismas están alquiladas. Si quieres tener el control sobre quién vive en tu inmueble y no deseas permitir que esto suceda, es mejor que incluyas una cláusula específica en el contrato. 

Y si una vez firmado el contrato de alquiler quieres tener el mayor control posible de todas las gestiones, Kasiky es justo lo que necesitas. Con nuestra plataforma podrás llevar gestionar las rentas y sus pagos: todo de forma sencilla e intuitiva. Tan sólo tienes que registrarte en Kasiky para descubrir todas las ventajas del alquiler seguro.

 

¡Únete a Kasiky!

alquiler seguro
Compártelo

Únete al alquiler seguro y sin comisiones de Kasiky

¡DESCUBRE MÁS!