¿Puede haber un cambio de titular en un piso de alquiler?

Cambio de titular en un piso de alquiler

En los pisos de alquiler donde conviven varios inquilinos es muy fácil que se produzcan ciertos cambios de forma más o menos regular. El ejemplo más evidente son los pisos de estudiantes o las viviendas donde varias personas comparten piso. En Kasiky queremos resolver una de las dudas más frecuentes en este tipo de casos: ¿es posible que exista un cambio de titular en un piso de alquiler?

¿Cuándo se produce un cambio de titular en un piso de alquiler? 

Tal y como hemos descrito más arriba, los cambios de titular en los pisos de alquiler son muy habituales en la viviendas donde conviven estudiantes o personas sin vinculación familiar. La situación más habitual es que uno de los inquilinos abandone el piso y que su puesto sea ocupado por otra persona. Y, aunque el procedimiento legal es sencillo, debe realizarse al pie de la letra contando con el consentimiento del propietario. 

Es importante diferenciar esta situación de la subrogación del contrato de alquiler. En este caso, este concepto hace referencia cuando se produce un cambio de titular automático por causas de fuerza mayor. Las situaciones más comunes que fuerzan a esta modificación son el fallecimiento del inquilino o la separación/divorcio de los inquilinos. En el primero de los casos, la titularidad pasa directamente o bien al cónyuge o bien a un familiar cercano. En cambio, en la segunda situación, se pasaría de la doble titularidad a que sólo uno de los inquilinos ostente la titularidad del piso de alquiler. 

Procedimiento para cambiar de titular 

Volviendo al cambio de titular, en el momento en que se produce esta situación en un piso de alquiler es necesario seguir los pasos legales establecidos en la Ley de Arrendamientos Urbanos. Para ello, se producirá una cesión del contrato de alquiler. A través de este trámite, el inquilino que abandona la vivienda cede sus derechos y deberes al que viene a sustituirlo, manteniendo así lo pactado en el contrato de alquiler original. Los datos del nuevo inquilino se incluirán en forma de anexo, siempre bajo la supervisión y consentimiento del propietario, que debe aprobar el cambio. 

Para que este procedimiento sea realizado de forma correcta debe tener lugar antes que el nuevo inquilino ocupe la vivienda. 

¿Y si el cambio de titular en un piso de alquiler se produce con el propietario? 

Otra situación distinta pero que también tiene lugar es cuando el cambio de titularidad se produce en el propietario. Las causas más habituales del cambio del arrendador son, o bien su fallecimiento, o bien la venta del piso por parte de éste a un nuevo dueño.  En estos casos no es necesario añadir ningún anexo al contrato de arrendamiento -puesto que lo único que cambia es la titularidad de la vivienda-. Sin embargo, desde Kasiky recomendamos a los inquilinos que, en el momento de realizar la firma del contrato de alquiler, éste quede registrado en el Registro de la Propiedad.

Registro de la Propiedad: garantía de tranquilidad 

Este trámite, si bien no es obligatorio, constituye una herramienta muy útil y tiene varias ventajas de cara a posibles eventualidades. Por ejemplo, en caso de producirse un cambio de titular del propietario del piso, el inquilino tendría la tranquilidad de mantener las mismas condiciones establecidas en el contrato con el primer arrendador

En Kasiky nos preocupamos por la seguridad de los propietarios y de los inquilinos. Por esa razón ponemos a vuestra disposición una plataforma para llevar a cabo todos los trámites referentes al contrato de alquiler. ¡De forma digitalizada y sin comisiones! 

Añade un plus de seguridad a tu día a día contando con Kasiky, el alquiler seguro

trámites alquiler
Compártelo

Únete al alquiler seguro y sin comisiones de Kasiky

¡DESCUBRE MÁS!