Arrendador y arrendatario: ¿qué paga cada uno?

Los trámites que llevan al acuerdo entre un arrendador y un arrendatario culminan en la firma del contrato de arrendamiento. Gracias a Kasiky, nuestro portal inmobiliario, tanto los propietarios como los inquilinos disponen de una interfaz que les respalda a lo largo de todo el procedimiento. Sin embargo, a la hora de establecer los términos del contrato del alquiler, surgen toda una serie de dudas, como las referentes a qué debe pagar cada parte. ¡No os preocupéis! En este artículo lanzamos algo de luz sobre este punto clave del contrato.

El contrato de alquiler

Aunque pueda resultar un aspecto obvio, es imprescindible que llegado el momento de firmar, tanto el arrendador como el arrendatario lean con detenimiento la totalidad del contrato de alquiler. Este documento implica las bases de la convivencia entre ambas partes, así como establece qué pagos corresponden a cada uno. Por lo tanto, es de vital importancia que las dos partes entiendan a la perfección todo lo que se establece en el contrato. De esta manera, se logra que el contrato resulte justo para ambas partes. 

Qué es lo que paga el arrendador

El arrendador o propietario asume de forma obligatoria ciertas responsabilidades respecto al inmueble. Algunas de las obligaciones que no deberían corresponder a los inquilinos son los gastos para dar de alta los suministros básicos de la vivienda, es decir, luz, agua y gas. 

Por norma general, el casero también es el encargado de pagar el IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles). Sin embargo, es importante dejar este aspecto claro durante la elaboración del contrato. Y es que en algunos casos -como en los contratos de renta antigua- puede llegar a darse que sea el arrendatario quien deba hacer frente a este pago. 

Otros pagos que suelen corresponder al arrendador son las cuotas de la comunidad de vecinos -y las posibles derramas-. También le corresponden los seguros relativos al inmueble y al mantenimiento de las instalaciones. La tasa de basuras, si bien está sujeto a la negociación entre ambas partes, también suele corresponder al casero. 

Qué es lo que paga el arrendatario 

Evidentemente, el principal pago que debe asumir un inquilino es la cuota mensual del alquiler. Además, también será su obligación hacerse cargo de todas las facturas correspondientes a los suministros del hogar -tanto agua, luz y gas, como la propia conexión a Internet-. Sin embargo, éstas no son las únicas responsabilidades que adquiere un arrendatario durante la firma del contrato de alquiler. 

Por norma general existen varios gastos que corresponden invariablemente al inquilino. Uno de ellos es el ITP (Impuesto de Transmisiones Patrimoniales), que se debe pagar tanto el caso de adquirir una vivienda como también al firmar un contrato de alquiler. En el caso de la tasa de basuras, a menudo puede recaer en el inquilino, aunque tal y como hemos comentado conviene negociar este punto durante la firma del contrato. Además, el inquilino deberá asumir todos los gastos relativos a denuncias por conducta indebida, así como los daños en la vivienda provocados por el propio arrendatario o sus visitas.

Averías y desperfectos: ¿arrendador o arrendatario?

Los costes de las reparaciones constituyen uno de los terrenos más ambiguos de la relación entre arrendador y arrendatario, razón por la que es muy importante establecer las pautas durante la elaboración del contrato.

Por regla general, debido a que es responsabilidad del propietario asegurar la habitabilidad del inmueble, será él quien se encargue de pagar las posibles averías en instalaciones básicas del hogar. Ejemplos muy claros de esto serían electrodomésticos como la lavadora o la nevera, o también la propia caldera. 

Sin embargo, si se demuestra que la avería ha sido debida a un mal uso del inquilino, el pago de la reparación puede pasar a éste. También es importante tener en cuenta que todos los imprevistos leves de funcionamiento, como puede ser cambiar la alcachofa de la ducha o arreglar la cadena del baño, corresponden al inquilino.

Recuerda que, tanto si eres arrendador o arrendatario, en Kasiky dispones de una plataforma inmobiliaria transparente e intuitiva para ayudarte a gestionar tus facturas. 

¡Únete al alquiler seguro con Kasiky!  

trámites alquiler
Compártelo

Únete al alquiler seguro y sin comisiones de Kasiky

¡DESCUBRE MÁS!