¿Alquilar o vender? Sácale rentabilidad a tu inmueble

Alquilar o vender, sácale rentabilidad a tu piso

Disponer de un inmueble de propiedad es uno de los bienes que mayor rentabilidad puede proporcionar. Como propietario, deberás tomar la decisión de alquilar o vender tu inmueble; cada una de estas vías te reportará una rentabilidad, pero es posible que tengas dudas sobre qué camino tomar. En Kasiky queremos darte recursos para que tomes las decisiones que más te convengan, y por ello vamos a hablarte de las ventajas de alquilar para los propietarios.

¿Alquilar o vender? No te precipites

Uno de los peores elementos que puede jugar en tu contra a la hora de tomar esta decisión son las prisas. A menudo, muchos propietarios optan por vender su inmueble simplemente porque constituye la forma más rápida de obtener ingresos, sin pararse a pensar en la posible rentabilidad de alquilar la vivienda. 

Vender tu inmueble no tendría que ser una decisión tomada de forma impulsiva, sino que debería ser el resultado de considerar diversas opciones, así como de elegir el momento oportuno para obtener la mayor rentabilidad. Piensa que siempre tendrás tiempo para vender, pero mientras alquilas, mantendrás la propiedad de la vivienda. 

En cualquier caso, siempre es mejor alquilar tu propiedad a que esté vacía, incluso si sopesas vender la propiedad dentro de unos pocos años. Una vivienda vacía está expuesta a perder valor debido a su deterioro. Si como propietario no quieres comprometerte a un alquiler de varios años, siempre puede optar por alquilar piso a estudiantes

Fuente de ingresos 

Una de las principales razones para decidirse entre alquiler o vender es tener en cuenta la rentabilidad mensual. Mientras tu vivienda está alquilada puede aumentar su revalorización -si se encuentra en una zona en remodelación o con un proyecto urbanístico en marcha-, además de proporcionarte una renta mensual. 

De esta manera, no sólo estarás cubriendo los gastos de la vivienda, si no que obtendrás una cantidad económica mensual. Incluso si tienes una hipoteca, la cuota del alquiler puede cubrir parte o la totalidad de este gasto. 

Facilidad de los trámites 

Otro aspecto fundamental a la hora de decidirte entre alquilar o vender es la gestión de cada proceso. A diferencia de la venta de un piso, alquilar una vivienda supone un conjunto de trámites mucho más sencillo y con menos gestiones hasta formalizar el contrato de arrendamiento.

Además, para llevar a cabo toda la gestión dispones de nuestra plataforma Kasiky, un espacio intuitivo y sencillo de utilizar que te permitirá digitalizar todos los trámites y, más tarde, gestionar los cobros de tus inquilinos a cambio de un pequeño porcentaje de la mensualidad. Por lo tanto, alquilar supone la decisión más acertada para evitar complicados trámites y obtener una gestión mucho más fluida. 

Cuestiones a tener en cuenta a la hora de alquilar

Para tener la mayor tranquilidad posible durante la convivencia con tu inquilino, es importante dejar claros todos los términos en el contrato de alquiler. Como propietario, seguirás haciéndote cargo de determinados gastos relativos a la vivienda: cuota de la comunidad, posibles derramas e IBI. A cambio, obtendrás la cuota mensual que hayas fijado, y que podrás subir anualmente según el IPC -hecho que deberá constar en la firma del contrato-. 

Si bien las rentas que percibirás como propietario tributarán IRPF, también has de tener en cuenta que podrás deducir buena parte de los gastos (posibles reparaciones en el inmueble de alquiler, tributos e impuestos, gastos comunes, etc.). 

Así que ya lo sabes, si finalmente te has decidido por alquilar tu vivienda, en Kasiky obtendrás la mejor plataforma para encontrar al inquilino perfecto. ¡Únete al alquiler seguro de Kasiky! 

alquiler seguro
consejos
Compártelo

Únete al alquiler seguro y sin comisiones de Kasiky

¡DESCUBRE MÁS!